Salamanca, 25 de octubre de 2019

Amanecimos con 1º C. Ayer tarde terminé de leer El amor, las mujeres y la vida. Poemas de amor de Mario Benedetti:

TE QUIERO

Tus manos son mi caricia

mis acordes cotidianos

te quiero porque tus manos

trabajan por la justicia

              si te quiero es porque sos

              mi amor mi cómplice y todo

              y en la calle codo a codo

              somos mucho más que dos

tus ojos son mi conjuro

contra la mala jornada

te quiero por tu mirada

que mira y siembra futuro

              tu boca que es tuya y mía

              tu boca no se equivoca

              te quiero porque tu boca

              sabe gritar rebeldía

si te quiero es porque sos

mi amor mi cómplice y todo

y en la calle codo a codo

somos mucho más que dos

              y por tu rostro sincero

              y tu paso vagabundo

              y tu llanto por el mundo

              porque sos pueblo te quiero

y porque amor no es aureola

ni cándida moraleja

y porque somo pareja

que sabe que no está sola

               te quiero en mi paraíso

               es decir que en mi país

               la gente viva feliz

               aunque no tenga permiso

si te quiero es porque sos

mi amor mi cómplice y todo

y en la calle codo a codo

somos mucho más que dos.

En mi plan de lectura a partir de hoy releeré la Poesía de José Agustín Goytisolo:

CANTOS RODADOS

Como la piedra amigos

como el canto rodado

en perpetuo combate

con el agua y los años.

Sí: sed las piedras

como cantos rodados:

libres ante la fuerza

duros y empecinados.

Durante la escritura de este post escucho a través de Spotify la Sinfonía nº 9 del “Nuevo Mundo” de Antonín Leopold Dvořák, compositor posromántico natural de Bohemia. Considerado el principal representante del nacionalismo checo en la música y uno de los grandes compositores de la segunda mitad del siglo XIX.

Creo que se escribe y se lee poesía por un sentimiento de honda curiosidad, por el deseo de descubrirse uno mismo y el mundo alrededor. El poeta (como el lector) se inventa, se hace en la aventura poética: enriquece y complica su propia naturaleza. Véase “Poética de Carlos Barral” pág.: 310.

Después de escribir este post iré con el Nacho a dar un paseo por las riberas del Tormes.

Salamanca, 6 de septiembre de 2019

Con 9º C despertamos gracias a Dios. Amanezco todos los días, ya véis que dispuesto estoy a continuar con este Diario – Blog. Ayer tarde noche echando un vistazo por la prensa en internet encontré algunas interesantes noticias, siempre huyendo de la tragedia:

> La fórmula finlandesa para salvar a los ‘sin techo’. Finlandia reduce la población sin hogar en un 35% con una idea rompedora: otorgar una casa a quien la necesita, sin exigencias. La clave es crear un “sentimiento de pertenencia”

> Zamora, primera capital de provincia en crear un impuesto para los perros. La iniciativa tomada por el gobierno de Izquierda Unida recaudará entre 50.000 y 90.000 euros anuales para las arcas municipales, una cifra que dependerá del número de perros censados, que a día de hoy asciende a 9.800.

> Plácido Domingo niega las nuevas acusaciones contra él de abuso sexual.

>Cataluña no quiere a los Reyes Católicos en sus libros de texto; y ‘El Rocío’, esencial en Andalucía.

> Salamanca se desmarca del verano español con menor número de muertos en carretera.

También estuve leyendo la revista de Historia de National Geographic cuyo lema avivó mi afecto: “Despertando el interés por explorar y proteger el planeta”. En este número de agosto pasado destacan:

> Los enigmas del libro de los muertos. Con unas bellas fotografías, mapas y vocabulario científico pero accesible al gran público.

> Guerreros de XI’AN. Un ejército para la eternidad.

> La cruzada de los niños. La insólita historia de una aventura medieval.

> La gran caza de brujas en Escocia

> Sila. El temible dictador de Roma. Como todos los dictadores. acumuló todos los poderes en plena crisis de la República en el año 82 a.C. Con ambiciones infinitas, guerras, crímenes de estado. En definitiva la “masacre como política de estado”.Mi plan de lectura es seguir con Lectura fácil de Cristina Morales, un poco guarrona pero muy informativa, actual y entretenida. La poesía de Carlos Barral, una vez que finalice Diario ≪Metropolitano≫ y proseguir con el capítulo cuarto de  El gran reformador. Francisco, retrato de un Papa radical de Austen Ivereigh. Mientras escucho mediante Spotify música medieval y renacentista.

Salamanca, 3 de septiembre de 2019

Despertamos con 11º C, sobran los comentarios. Sigo escuchando a Rosalía, francamente extraordinaria. Inicio la lectura de Piedras negras de Eugenio Fuentes.

Todo el día siguiendo mi plan de lectura. Con el Diario ≪Metropolitano≫ de Carlos Barral que ya voy por el año 1958. El gran reformador. Francisco, retrato de un Papa radical de Austen Ivereigh, del que ya he leído los dos primeros capítulos, es un volumen bastante denso de una 600 páginas. La antología poética: Expresión y reunión de Blas de Otero, que ya estoy acabando: 

En la inmensa mayoría

Podrá faltarme el aire,

el agua,

el pan,

sé que me faltarán.

El aire, que no es de nadie.

El agua, que es del sediento.

El pan… Sé que me faltarán.

La fe, jamás.

Cuanto menos aire, más.

Cuanto más sediento, más.

Ni más ni menos. Más.

Ha muerto un genio de la fotografía: Peter Lindbergh.

Salamanca, 29 de agosto de 2019

Opino que el nuevo tratamiento que la psiquiatra me envió para atajar el insomnio está comenzando a hacerme efecto. Levantamos con un delicioso fresquito, apenas 20º C. Luego hará calor. 

Ayer saqué de la biblioteca material para acabar agosto e iniciar setiembre: Ni amo Ni Dios Ni marido Ni Partido Ni de Fútbol de Cristina Morales, Piedras negras de Eugenio Fuentes y Entra en mi vida de Clara Sánchez, casi 1.300 páginas de enriquecedora lectura. Hoy terminaré Parte de una historia de Ignacio Aldecoa, es francamente espléndido, merece la pena releerlo. Luego iniciaré la relectura de Tres tristes tigres de Guillermo Cabrera Infante. Continúo con Diario  ≪Metropolitano≫ de Carlos Barral y también, con seguridad acabaré de leer la poesía de Usuras y figuraciones de Carlos Barral que se inicia con el poema:

UN LUGAR DESAFECTO

Penetraré la cueva

de bisonte y raíl riguroso,

la piedra decimal que nunca

conoce.

Soy urgente

y frágil, de alabastro.

Iré.

Iré al angosto

pasadizo sin dolor que habitan

y por la larga espalda de las sombras

sobre un viento de vidrio.

Cuentan todos por sueño 

y el sueño tan aprisa

los párpados tramonta y se resuelve

sobre su huella… Turbios

como el temor o ciegos como el humo

inútilmente se preguntan.

Saben.

Pero no yo.

Quisiera

averiguar si aún el pacto antiguo

puede ser entendido, si allá arriba

en el fragor de torres.

de supliciada primavera -lejosçdel muro que tallaron- vive. …

¿Más quién impedirá que un tiempo corra

más ágil que otro tiempo? ….

Se oye llover sobre el metal marino

morir el agua sobre el agua viva.

Salamanca, 26 de agosto de 2019

Durante la noche y al amanecer el tiempo ha estado tormentoso y ha llovido, que mucha falta hacía. Con 14º C nos hemos levantado, también más descansado.

Culmino la lectura de El poeta en la calle de Rafael Alberti con la dedicatoria en poema de Pablo Neruda a Rafael Alberti:

RAFAEL, antes de llegar a España me salió al camino

tu poesía, rosa litoral, racimo biselado,

y ella hasta ahora ha sido no para mí un recuerdo,

sino luz olorosa, emanación de un mundo.

A tu tierra reseca por la crueldad trajiste

el rocío que el tiempo había olvidado,

y España despertó contigo en la cintura,

otra vez coronada de aljófar matutino….

Y tu poesía estaba en la mesa, desnuda….

Entre nosotros dos la poesía

se toca como piel celeste,

y contigo me gusta recoger un racimo,

este pámpano, aquella raíz de las tinieblas….

Y a ti sí que te deben, y es una patria : espera…..

Iremos, Rafael, adonde yace [Federico]

aquel que con sus manos y las tuyas

la cintura de España sostenía

Yo iré contigo para probar el agua

del Genil, del dominio que me diste,

a mirar en la plata que navega

las efigies dormidas que fundaron

las sílabas azules de tu canto….

Que tu frente dorada

encuentre en esta carta un día de otro tiempo,

y otro tiempo de un día que vendrá.

Me despido

hoy, 1948, dieciséis de diciembre,

en algún punto de América en que canto.
Estreno en mi plan de lectura poética: Usuras y figuraciones de Carlos Barral. También de Carlos Barral inicio su pequeña obra memorialista y poética: Diario de ≪Metropolitano≫ edición de Luis García Montero en Cátedra. Se inicia con La edificación de una verdad de introducción. El diario propiamente dicho, tras el prólogo, comienza en la fecha del 11 de enero de 1955. Yo entonces no habría cumplido los tres meses. El texto hasta ahora leído denota un vocabulario, una jerga, muy culta y profesional. Hecho de menos el aspecto memorialístico.