Salamanca, 31 de diciembre de 2019

Amanecimos con -3º C, temperatura invernal. Tras desayunar y hacer las rutinas diarias de limpieza de la casa. He ido con el Nacho a dar un paseo por la urbanización. Ayer terminé de leer Los perros negros de Ian McEwan. Y comencé la lectura de El médico de Córdoba de Herbert Le Forrier, y ya seguramente lo acabe hoy. A continuación en mi plan de lectura pretendo iniciar Las lágrimas de Isis de Antonio Cabanas. Estoy esperando el tercer capítulo de la nueva novela de mi hijo Agustín. Mientras escribo este post escucho la música Orpheus Chamber Orchestra, a través de Spotify. Hoy despedimos el año 2019, un año memorable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .