Salamanca, 8 de octubre de 2019

Amaneció [una] mañana muy fría a la sombra y muy amena al sol, como suele ocurrir en los días despejados del otoño en [el] interior ibérico: Los asquerosos de Santiago Lorenzo. Hoy vuelvo con el Nacho a su veterinaria. Vamos a ver por cuánto me sale la broma, es un negocio lo de las clínicas veterinarias. De cualquier manera, la verdad es que el Nacho ya se encuentra bastante mejor de su gastritis. 

Ayer tarde hablé por WhatsApp con mi hijo Agustín, me dio una gran alegría escucharle y comprobar que fue un acierto suyo irse a Trujillo (Perú). Me ha indicado, que al igual que yo, lleva adelante la lectura de al menos tres libros. Sobre todo me elogió: ¿Quién mató a Palomino Molero? de Mario Vargas Llosa. Dice que retrata fantásticamente la sociedad peruana de hace 30 años. Que le está resultando muy instructiva y amena su lectura. Yo, sin lugar a duda, voy a leerlo también. 

He hecho Ajoblanco con la receta de mi abuela: un pan de nudos de una semana, remojado en agua, 6 cabezas de ajos, 250 grs. de almendra frita, 300 ml. de aceite virgen de oliva y 90 ml. de vinagre añejo. Esta noche lo probaré en la cena. Espero que mi Agustín arregle en WordPress lo de mi blog, para cuanto antes estar publicando este diario en el mismo. Mientras escribo este post escucho en Spotify a Otto Klemperer en su Concert 16 April 1955 (Live Historical Recording).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .