Salamanca, 2 de septiembre de 2019

Mejoro con el descanso. Aunque yo, jamás he amanecido con los ojos inyectados en sangre por el insomnio. Pero jamás he sido de esos que duermen como troncos. Lo que ahora me acontece con el nuevo tratamiento, es que desde el mediodía padezco los efectos de la somnolencia que a veces obnubila mi cabeza y permea hasta el último rincón de mi cuerpo e incluso me impide pensar con claridad. No obstante, son episodios escasos y de corta duración. Suelo levantar como mínimo dos veces de madrugada para vaciar mi escasa vejiga y tengo que ir con cuidado mientras mi vista se acostumbra a la penumbra.

Esta mañana he traspuesto al otro extremo de la ciudad para retirar libros de la Biblioteca Torrente Ballester (central de la extraordinaria red de bibliotecas municipales de Salamanca, con un centro en todos los barrios). Ciertamente los usuarios de bibliotecas, como yo, no podemos quejarnos. Además de las citadas municipales, están también a disposición la red de bibliotecas de facultades y central (o histórica) de la Universidad de Salamanca. Igualmente hay otras muchas públicas o privadas de las diversas instituciones presentes (como la Universidad Pontificia) en esta bella ciudad que Unamuno llamó el rosal de otoño. Biblioteca es un boletín que edita la red de bibliotecas municipales. El ejemplar actual lo encabeza una pequeña introducción de Luis garcía Montero que reproduzco a continuación:

Así mismo contiene un buen número de páginas con referencias de las nuevas entradas de ejemplares al catálogo de la red, también de los libros que están siendo leídos y comentados en las numerosos clubs de lectura.

Anoche me acosté leyendo a mi Blas de Otero: 

Campo de amor

Si me muero, que sepan que he vivido

luchando por la vida y por la paz.

Apenas he podido con la pluma,

apláudanme el cantar.

Si me muero, será porque he nacido

para pasar el tiempo a los de atrás.

Confío que entre todos dejaremos

al hombre en su lugar.

Si me muero, ya sé que no veré

naranjas de la china, ni el trigal.

He levantado el rastro, esto me basta.

Otros ahecharán.

Si me muero, que no me mueran antes

de abriros el balcón de par en par.

Un niño, acaso un niño, está mirándome

el pecho de cristal.

Me he surtido de unas 3.000 páginas de nuevas lecturas: El último paraíso de Antonio Garrido, El hombre que perseguía su sombra de David Lagercrantz, La forma de las ruinas de Juan Gabriel Vásquez y El cuento de la criada de Margaret Atwood. Este último llevo ya bastante tiempo detrás de leerlo. Y de Camilla Läckberg, Una jaula de oro.

Mi primo Gonzalo me ha enviado por WhatsApp un buen mensaje:

LA ORACIÓN QUE CAUSÓ CONTROVERSIA EN ESTADOS UNIDOS

Oración de apertura en el senado de Kansas.

Tal vez quieras leer esta oración que fue hecha en Kansas en la sesión de inauguración de la ‘Kansas House of Representatives.’ Parece que esta oración molesto a algunas personas… Cuando se le pidió al pastor Joe Wright que hiciera oración de apertura en el senado de Kansas, todo el mundo esperaba una oración ordinaria, pero esto no es lo que ellos escucharon:

Señor, venimos delante de Ti este día, para pedirte perdón y para pedir tu dirección.

Sabemos que tu Palabra dice: ‘Maldición a aquellos que llaman bien a lo que está mal’ (Isaías 5:20). Y eso es exactamente lo que hemos hecho.

Hemos perdido el equilibrio espiritual y hemos cambiado nuestros valores.

Hemos explotado al pobre y hemos llamado a eso: suerte.

Hemos recompensado la pereza y la hemos llamado: ayuda social.

Hemos asesinado a nuestros hijos que aún no han nacido y lo hemos llamado: despenalización del aborto.

Hemos sido negligentes al disciplinar a nuestros hijos y lo hemos llamado: desarrollar su autoestima.

Hemos abusado del poder y hemos llamado a eso: política.

Hemos codiciado los bienes de nuestro vecino y a eso lo hemos llamado: tener ambición.

Hemos contaminado las ondas de radio y televisión con mucha grosería y pornografía y lo hemos llamado: libertad de expresión.

Hemos ridiculizado los valores heredados de nuestros antepasados y los hemos llamado: obsoletos y pasados.

¡Oh Señor!, mira en lo profundo de nuestros corazones; purificarnos y líbranos de nuestros pecados.

Amén.

La reacción fue inmediata. Un parlamentario abandonó la sala durante la oración. Tres más criticaron la oración del pastor calificando la oración como ‘un mensaje de intolerancia’

Durante las seis semanas siguientes, la iglesia ‘Central Christian Church’ donde trabaja el pastor Wright recibió más de 5000 llamadas telefónicas de las cuales sólo 47 fueron desfavorables.

Esta iglesia recibe ahora peticiones del mundo entero, la India, África, Asia para que el pastor Wright ore por ellos.

EL comentarista Paul Harvey difundió esta oración en su emisión de radio ‘The Rest of The Story’ (el resto de la historia) y ha recibido una acogida mucho más favorable por esta emisión, que por cualquier otra.

Con la ayuda de Dios, quisiéramos que esta oración se derrame sobre nuestra nación, por tanta semejanza con lo que está ocurriendo en nuestro país y que nazca en nuestros corazones el deseo de llegar a ser una ‘nación bajo la mirada de Dios’.

Si puedes, envía esta oración a tus seres queridos y amigos. En 30 días el mundo entero la habrá leído.
Mientras he estado escribiendo este post, me deleitó la música de la joven y ya consagrada toda una artista Rosalía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .