Salamanca, 11 de septiembre de 2019

Después de desayunar hemos ido paseando con Claudia y el Nacho hasta el CES de Vistahermosa. He devuelto Lectura fácil de Cristina Morales y he sacado de la Biblioteca Municipal el número 233 de la revista Viajes de National Geographic. He recogido la separata que publican la red de bibliotecas municipales con las últimas incorporaciones al catálogo. En ella he visto cuatro libros que me interesan: Malaherba de Manuel Jabois, La casa alemana de Annette Hess, El eco de la piel de Elia Barceló y Sur de Antonio Soler. Al menos dos de ellos sacaré el miércoles que viene para llevarlos de viaje para Málaga el jueves de la semana próxima. Deseando estamos de estar ya en Torrox Costa, ver a mis hermanos; darnos unos cuantos baños, pasear por la playa, divisar el horizonte de la bahía en las puestas de sol, comer unos cuantos espetos, leer y descansar. Tomar vitaminas y fuerzas para luego sobrellevar el duro invierno de Salamanca.

Entretanto escribo este post escucho la música barroca para piano de François Couperin a través de Spotify. Hoy comienzo a leer el penúltimo capítulo de El gran reformador. Francisco, retrato de un Papa radical de Austen Ivereigh. Este biógrafo destaca de la Evangelii Gaudium de Francisco (el más importante documento hasta ahora de su pontificado, cuyo título honra a la exhortación apostólica más querida y usada por Jorge Bergoglio de Pablo VI: Evangelii Nuntiandi). El documento rindió homenaje a los papas modernos de la Iglesia. En ocasiones recordaba el reformismo alegre, lleno de espíritu, de Juan XXIII, otras veces el prudente discernimiento de Pablo VI; a veces reverberaba el ardor profético de Juan Pablo II, o la claridad serena y lírica de Benedicto XVI. Con todo, para cualquier persona conocedora de la voz de Francisco, el documento era inconfundiblemente bergogliano, tratando temas muy propios como la hermenéutica del santo Pueblo fiel de Dios y los peligros de la mundanidad espiritual. Incluso había logrado incluir sus cuatro principios –≪el tiempo es superior al espacio≫, ≪la unidad es superior al conflicto≫; ≪la realidad es superior a la idea≫, y ≪el todo es superior a la parte≫-. Tal vez por considerarse que la mera sabiduría sapiencial no era apropiada para un documento papal, Evangelii Gaudium vinculó por primera vez esos cuatro puntos con el Evangelio [la alegría del evangelio].

Acabo de llegar de paseo con el Nacho, he recogido 700 gramos de moras silvestres. Apropiadas para hacer uno o dos tarros de mermelada exquisita para los desayunos del otoño – invierno. Esta tarde he visto la grabación de ayer del Página2 de la Dos de rtve. Me ha encantado la entrevista con Deborah Levy y las referencias sobre los jóvenes escritores chilenos Rodrigo Díaz Cortez y José-Christian Páez. También han mostrado libros de: Toni Quero (poeta), Armand Zoroa, Ibón Martín, Lorenzo Pleri y Fay Weldon. La entrevista de Deborah es digna de verla al completo. Entre otras citas me ha fascinado esta: La gente que tiene el poder es la gente equivocada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .