Salamanca, 10 de septiembre de 2019

Seguimos con mañanas fresquitas, días luminosos y lindos para andar por el río y sus aledaños. Esta tarde la dedicaré a pasear con el Nacho. 

Ya me encuentro en el capítulo 7 de El gran reformador. Francisco, retrato de un Papa radical de Austen Ivereigh. En el Diccionario de Filosofía de Ferrater Mora voy por al-Gazali, filósofo y místico persa del siglo XI. Utilizó argumentos racionales y una pronunciada mística sufí. La obra de Algazali se ha catalogado dentro del escepticismo racional. Defendió el Dios del hombre religioso, opuesto en cierto modo a un Dios que ejerce primariamente la función de primer motor de la Naturaleza… A la eternidad de la materia, Algazali opuso, en efecto, la creación del mundo a partir de la nada; a la infinitud del mundo y del tiempo, el comienzo temporal de un ser creado; a la inteligibilidad del nexo causal, la intervención constante de Dios como causa única. Mientras escribo escucho mediante la mágica voz de Sarah Vaughan.

Cuando finalice a Yeats pienso releer la poesía y prosa de Jaime Gil de Biedma, el escritor que más influyó en su generación. Tengo previsto leer La búsqueda de la felicidad de Victoria Camps, cuando acabe la magnífica biografía del papa Francisco. En narrativa comenzaré la lectura de Papel y tinta de María Reig, tras haber finiquitado Una jaula de oro de Camilla Läckberg.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .