Salamanca, 1 de septiembre de 2019

Damos, como todos los días antes que nada, gracias a Dios por la vida. Citemos a uno de los poetas que más han influido socialmente y lingüísticamente hablando en mi pensamiento: 

Hombre
Luchando, cuerpo a cuerpo, con la muerte,

al borde del abismo, estoy clamando

a Dios. Y su silencio, retumbando,

ahoga mi voz en el vacío inerte.

Oh Dios. Si he de morir, quiero tenerte

despierto. Y, noche a noche, no sé cuando

oirás mi voz. Oh Dios. Estoy hablando

solo. Arañando sombras para verte.

Alzo la mano, y tú me la cercenas.

Abro los ojos: me los sajas vivos.

Sed tengo, y sal se vuelven tus arenas.

Esto es ser hombre: horror a manos llenas.

Ser -y no ser- eternos, fugitivos.

¡Angel con grandes alas de cadenas!

Blas de Otero eleva a la condición divina al Hombre, que es un ángel fieramente humano al igual que Cristo. Vive, muere, y resucita todos los días, para la humanidad y para Dios. Uno de los poetas clásicos que más frecuentemente utilizan los escritores del 50 es a Fray Luis de León: Ignacio y Josefina Aldecoa, Rafael Sánchez Ferlosio, Ángel González, Claudio Rodríguez, Juan García Hortelano, Jesús Fernández Santos, Ana María Matute, Carlos Barral, Jaime Gil de Biedma, José Agustín Goytisolo, Alfonso Costafreda, Jaime Ferrán, Juan Marsé, Gabriel Ferrater, José María Castellet, Carlos Edmundo de Ory, Francisco Nieva, Gloria Fuertes, Ángel Crespo, Aquilino Duque, José Manuel Caballero Bonald, María Victoria Atencia, Ángel González, José Hierro, José Ángel Valente, Antonio Gamoneda, José Manuel Caballero Bonald y otros.

Vivir se ha convertido en un ejercicio a veces difícil de soportar. Un mundo enemigo reina sobre las horas naturales. Un mundo que estamos convirtiendo en insostenible, sobre todo por  las desigualdades y las violencias. Entre ellas, sin lugar a dudas la que ejercemos los humanos contra el equilibrio de la naturaleza. Otra vez os invito a que veáis el Informe Semanal de rtve de ayer noche, lo de la Amazonia es francamente una amenaza, un peligro gravísimo para la vida en el planeta. Elementos tan indeseables como los pirómanos y nazis como Bolsonaro (Bolsonerón) contribuyen a aniquilar, a devastar, a dejar sin herencia digna a nuestros futuros conciudadanos: Última llamada desde el Amazonas. Alemania pide perdón a Polonia por las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial. Frank-Walter Steinmeier, presidente alemán: «Me inclino ante las víctimas del ataque de Wielun. Me inclino ante las víctimas polacas de la tiranía alemana».Otras noticias del día: Miguel Ríos y el éxito de su ‘Himno a la alegría’ hace 50 años, Repetir la sílaba ‘ta’ revela cómo es tu cerebro, Pobres gallinas… Tras un vistazo por la prensa se comprueba, que dar noticias alegres no se estila.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .